investigacion prenormativa

Investigación Prenormativa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El objetivo de la línea de I+D relativa a la investigación prenormativa es doble. Por un lado, la actualización continuada de los métodos de análisis de las sustancias restringidas en los productos de consumo, debido a los cambios constantes en los requisitos legislativos. En este período, las actividades se focalizarán en nuevos metales y en los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs). En segundo lugar, esta línea permite ampliar el conocimiento relativo al comportamiento de los materiales plásticos en contacto con los alimentos, con relación a la seguridad química.

 

Para la anualidad de 2021, los resultados específicos esperados son:

1.- Evaluación de la incidencia de los nuevos metales restringidos en los artículos de plástico en contacto con alimentos. Las restricciones aplicables a los plásticos en contacto con alimentos (y por extensión a envases destinados a los sectores cosmético y farmacéutico) han sufrido una importante actualización que entrará en vigor en 2021. Además de aspectos relativos a la composición, el producto final ha aumentado considerablemente los requisitos aplicables, lo que hace que los fabricantes deban adaptarse rápidamente a los mismos. La demostración del cumplimiento con los requisitos del producto final se realiza fundamentalmente a través de la determinación de la migración específica como indicador de la toxicidad de los materiales. Recientemente se han incorporado algunos de los elementos del grupo de los lantánidos (Terbio, Lantano, Gadolinio y Europio) con un límite de 0.05 mg/kg. Además, se añaden otros metales, que, si bien no deben ser usados como sales, la redacción legislativa apunta a la comprobación experimental en el producto final. Estos metales son: Hg, Cd, Cr, Pb, Sb y As (en este caso, no deben ser detectados). De forma adicional, recientemente se ha reunido el grupo de trabajo CEN/TC 194/WG 8 “Utensilios en contacto con alimentos”, lo que ha generado la actualización de las normas aplicables a estos productos, implicando un estudio y actualización de los procedimientos que el laboratorio aplica en los productos.

 

2.- Mejora del conocimiento existente en relación con la seguridad química y el cumplimiento legislativo de los materiales considerados como “bio” y destinados al contacto con alimentos. Los objetivos europeos de reducción del consumo de plástico han abierto un importante abanico de posibilidades respecto al uso de nuevos materiales con características biodegradables, o bien procedentes de fuentes “bio” o con aditivos más “naturales”. Entre otros aspectos, la fuerte presión mediática hace que los riesgos asociados a estos materiales en ciertas aplicaciones no estén lo suficientemente caracterizados, lo que podría poner en peligro la salud de los consumidores. En estudios previos se ha podido constatar que ciertos de estos materiales no son lo suficientemente inertes como para poder aplicarse en envases. Hasta el momento no se han llevado estudios dirigidos a la identificación de los parámetros que contribuyen a esta falta de inercia ni los riesgos asociados.

 

3.-Incremento en las acreditaciones de ensayo del laboratorio. Las actividades de 2020 en torno a los PAHs (hidrocarburos aromáticos policíclicos) han permitido la caracterización actual de los parámetros analíticos de validación. Sin embargo, algunos deben mejorarse y deben encaminarse a la obtención de la acreditación ENAC, actividad que se desarrollará en 2021. 

 

  • Nº expediente: IMAMCE/2021/1
  • Fecha de Inicio: 01/01/2021
  • Duración: 12 meses
  • Estado: En proceso
  • Importe subvencionado: 2.002.358 €

 

 

CONTACTO COORDINADOR:

 

Financiado por

 

Línea GVA para potenciar la capacidad y actividad de AIJU para desarrollar excelencia en materia de I+D, difundir los resultados de las investigaciones realizadas y facilitar e impulsar la transferencia de conocimiento a las empresas de la Comunidad Valenciana.